Qué pasa si tengo una orden de alejamiento y la víctima me llama para quedar

¿Quieres saber qué pasa si el juez te ha impuesto una orden de alejamiento y la víctima te pide o consiente en quedar juntos para hablar? En este artículo te explico qué pasa si tienes una orden de alejamiento y la víctima te llama para quedar en persona y hablar.

Somos abogados expertos en violencia de género

Llama para consultar tu caso

LA PRIMERA CONSULTA ES GRATUITA

☏ 916 64 64 38

Qué supone una orden de alejamiento

La orden de alejamiento es una medida cautelar que impone un juez cuando percibe que hay un riesgo real de que se produzca una nueva agresión a una víctima de violencia de género.

La orden de alejamiento se impone bien en el momento de la detención o como parte de una condena por un delito de violencia de género.

La orden de alejamiento supone la prohibición de…

  • acercarte a la víctima a menos de una distancia determinada, generalmente 500 metros.
  • comunicar con la víctima por cualquier medio: teléfono, carta, correo electrónico, whatsapp, etc.

Quebrantar una orden de alejamiento se castiga con entre 6 meses y un año de prisión. Si te acusan de violar una orden de alejamiento, puedes leer este artículo de mi blog sobre qué hacer si te acusan de quebrantar una orden de alejamiento en España.

Qué pasa si mi ex-pareja accede o me pide quedar tras una orden de alejamiento

No es tan raro que una mujer que ha interpuesto una denuncia por violencia de género contra su pareja luego cambie de opinión y decida quedar con él para intentar arreglar las cosas y volver juntos.

El problema viene si el juez ha puesto una orden de alejamiento, algo que ocurre casi siempre que una mujer denuncia a su pareja por violencia de género. Como hemos visto quebrantar una orden de alejamiento es un delito en España que se castiga con pena de cárcel.

¿Pero qué pasa si tu pareja accede a quedar, a pesar de que tienes una orden de alejamiento? o peor aún, ¿qué pasa si es ella la que te llama para quedar e intentar arreglar la cosas? Podrías pensar que, puesto que la víctima ya no tiene miedo de quedar contigo, la orden de alejamiento queda sin efecto.

Pero esto no es así, a efectos penales, el hecho de que la víctima acceda a quedar con el agresor a pesar de que éste tiene una orden de alejamiento no cambia las cosas, si el agresor se acerca a la víctima sigue habiendo un delito de quebrantamiento.

Incluso el hecho de que sea ella quien llama para quedar no invalida la orden de alejamiento, que sigue vigente y te impide quedar con ella, aunque te lo pida.

La única persona que puede suspender una medida cautelar como es la orden de alejamiento es el juez que impuso la medida cautelar.

Repito, el consentimiento de la víctima o el hecho de que sea ella quien te llame no anula la orden de alejamiento ni evita que cometas un delito.

Si es la víctima quien te llama y te anima a quedar con ella, podría interpretarse que ha cometido un delito de incitación al delito, pero eso no evita que, si te reúnes con ella, cometas un delito de quebrantamiento.

Qué pasa si el encuentro es fortuito

Si la víctima de violencia de género y su agresor viven en la misma ciudad, no es tan raro que se encuentren de modo fortuito. Encontrarse de modo fortuito con la víctima de violencia de género no es delito, aunque tengas una orden de alejamiento.

Sí que sería delito si te encuentras de modo fortuito y no te alejas del lugar tan pronto como sea posible.

Por lo tanto, si te encuentras con tu ex-pareja de manera fortuita y tienes una orden de alejamiento, lo que debes hacer es alejarte cuanto antes del lugar, no importa si estabas allí primero.

Si no te marchas, la víctima puede llamar a la policía, que te llevará detenido por un presunto delito de quebrantamiento.

Es más, si te encuentras de modo fortuito con una víctima de violencia de género de la que tienes una orden de alejamiento y, por casualidad, está la policía en el lugar, te llevarán detenido por un posible delito de quebrantamiento, ya que la policía no está para interpretar si el encuentro era buscado o fortuito.

La policía te pondrá a disposición del juez, que es el único que puede determinar si eres culpable de algún delito. Por lo tanto, dependiendo de las explicaciones que le des al juez y de si resultan convincentes, puede que archive la causa y te deje marchar o bien que te impute un presunto delito de quebrantamiento, así que, si puedes evitarlo, no acudas a lugares donde puede aparecer la víctima de violencia de género si no quieres arriesgarte a que te condenen por quebrantamiento de una orden de alejamiento.

Pulsa aquí para consultar tu caso