Qué hacer si te acusan de injurias y calumnias

En este artículo te explico lo que deberías hacer si te acusan de injurias y calumnias en España.

Abogado especialista en delitos contra el honor

Llama para consultar tu caso

LA PRIMERA CONSULTA ES GRATUITA

☏ 916 64 64 38

injurias y calumnias

Las injurias y calumnias son un delito en España

Las injurias y calumnias están tipificadas como delito en el Código Penal y se castigan con una multa y, en casos graves, con hasta dos años de prisión.

Aquí tienes algunos ejemplos de situaciones que podrían constituir un delito de injurias y calumnias:

  • Injurias:
    • Publicar en redes sociales o medios de comunicación afirmaciones falsas que dañen la reputación de una persona.
    • Insultar a alguien de manera grave y pública en una pelea callejera o en un evento público.
    • Enviar correos electrónicos o mensajes de texto con contenido difamatorio hacia alguien.
  • Calumnias:
    • Acusar a una persona de cometer un delito sin pruebas suficientes o con conocimiento de su falsedad.
    • Difundir rumores sobre la conducta moral o profesional de alguien con el fin de dañar su reputación.
    • Publicar información falsa en un periódico, revista o sitio web que perjudique la imagen de una persona o entidad.

Qué hacer si te acusan de injurias y calumnias

Si te acusan de injurias y calumnias en España, deberías hacer lo siguiente:

  • Mantén la calma: Evita responder de manera impulsiva o agresiva a las acusaciones. Mantén la calma y abstente de hacer más comentarios públicos que puedan empeorar la situación.
  • Busca asesoramiento legal: Busca la ayuda de un abogado especializado en delitos contra el honor para que te asesore legalmente y te represente durante el procedimiento penal.
  • No declares ante la policía: Cuando te llamen a declarar en comisaría en o en el cuartel de la Guardia Civil, lo mejor es acogerse a tu derecho a no declarar y esperar a hacerlo delante del juez de instrucción, una vez aconsejado por tu abogado.
  • Recopila pruebas: Reúne toda la evidencia que respalde tu caso, como correos electrónicos, mensajes de texto, publicaciones en redes sociales o cualquier otro tipo de comunicación que pueda refutar las acusaciones en tu contra.
  • Considera la posibilidad de llegar a un acuerdo: En algunos casos, es posible resolver el asunto de manera extrajudicial llegando a un acuerdo con la parte afectada.

Estrategias de defensa legal

Aquí tienes algunas estrategias que puedes utilizar como defensa durante el juicio por un delito de injurias y calumnias.

  • Niega las acusaciones: Si alguien te acusa de injurias o calumnias, la principal línea de defensa es negar los hechos. Recuerda que eres inocente mientras que la acusación no demuestre lo contrario mediante pruebas claras y fehacientes.
  • Aporta pruebas de tu inocencia: Si eres inocente y puedes demostrar que los hechos no son ciertos, esta puede ser tu mejor defensa. Recopila toda la evidencia disponible que respalde tu inocencia y presenta esta información de manera clara y convincente ante el tribunal.
  • Falta de malicia: Se podría argumentar que tus declaraciones no fueron realizadas con malicia o intención de dañar la reputación de la persona afectada. Por ejemplo, si tus comentarios fueron hechos de buena fe en el contexto de un debate público o una discusión de interés general.
  • Ausencia de difamación: Para que exista el delito de injurias o calumnias, es necesario que las declaraciones sean difamatorias, es decir, que causen un daño real a la reputación de la persona afectada. Si tus declaraciones no fueron difamatorias o no causaron un daño significativo, entonces no hay delito.
  • Defensa de la libertad de expresión: Puedes defender tus declaraciones en base al derecho a la libertad de expresión, especialmente si estás discutiendo un tema de interés público o participando en un debate político, social o cultural relevante.
  • Solución extrajudicial: En algunos casos, es posible llegar a un acuerdo extrajudicial con la parte afectada para resolver el asunto fuera de los tribunales. Esto implica retractarte de tus declaraciones, ofrecer disculpas públicas y llegar a un acuerdo financiero por daños y perjuicios.