¿Qué es lo primero que debo hacer para divorciarme?

En este artículo te explico qué es lo primero que debes hacer para divorciarte.

¿Qué es lo primero que debo hacer para divorciarme?

Dónde se regula el proceso de divorcio en España

En España, el divorcio está regulado por la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio.

Esta ley estableció el divorcio como un derecho subjetivo y estableció el divorcio contencioso y el divorcio de mutuo acuerdo como formas legales de disolución del matrimonio.

Qué es lo primero que debo hacer para divorciarme en España

Para iniciar un proceso de divorcio en España, lo primero que debes hacer es buscar el asesoramiento de un abogado especializado en derecho de familia, que te guiará a lo largo de todo el proceso.

Te recomiendo buscar un abogado en la localidad donde vives. Por ejemplo, si vives en Zamora, debes consultar abogados matrimonialistas en Zamora.

Deberás proporcionar a tu abogado toda la documentación necesaria, como el certificado de matrimonio y, si tienes hijos, el certificado de nacimiento de ellos.

También deberás informar a tu abogado sobre la situación actual de los cónyuges, los bienes y las deudas en común, así como cualquier acuerdo previo de separación o convenio regulador.

Una vez que hayas cumplido con estos pasos iniciales, tu abogado presentará la demanda de divorcio ante el juzgado correspondiente.

El divorcio de mutuo acuerdo

A partir del momento en que tu abogado presenta la demanda de divorcio, se iniciará el proceso judicial y los cónyuges serán convocados a una audiencia en la que deberán exponer sus argumentos y buscar posibles acuerdos.

Si las partes llegan a un acuerdo, el juez podrá dictar la sentencia de divorcio en ese momento; en caso contrario, se abrirá un proceso de divorcio contencioso en el que el juez tomará decisiones sobre la división de bienes, la pensión alimenticia, la custodia de los hijos, entre otros aspectos.

El divorcio contencioso

Un proceso de divorcio contencioso es aquel en el cual no existe acuerdo entre ambas partes con respecto a los términos del divorcio.

En un divorcio contencioso, es necesario acudir a los tribunales para que un juez decida sobre los diferentes aspectos del divorcio, como la custodia de los hijos, la pensión alimenticia, la liquidación de bienes, entre otros.

El proceso de divorcio contencioso es similar al de cualquier otro proceso legal, aunque los plazos varían dependiendo del juzgado y la comunidad autónoma donde se tramite el divorcio:

  1. Presentación de la demanda: Uno de los cónyuges debe presentar una demanda de divorcio contencioso ante el juzgado correspondiente. En la demanda, se deben incluir los motivos de la solicitud de divorcio y las peticiones concretas sobre los aspectos a resolver.
  2. Contestación a la demanda: El otro cónyuge debe contestar a la demanda en un plazo determinado, expresando sus argumentos y sus peticiones respecto a los aspectos a resolver.
  3. Audiencia previa: El juez convoca a ambas partes a una audiencia previa, donde se intentará buscar un acuerdo entre los cónyuges. En caso de no haber acuerdo, se fijarán las posiciones de las partes y se ordenará la práctica de pruebas.
  4. Prueba: El juez puede ordenar la práctica de pruebas, como la declaración de testigos, peritajes psicológicos o informes socioeconómicos, entre otros, con el fin de recopilar información adicional para tomar una decisión.
  5. Vista oral: Finalizada la fase de prueba, se celebra una vista oral donde las partes exponen sus argumentos y las pruebas recopiladas son valoradas por el juez.
  6. Sentencia: El juez dictará sentencia, donde se tomarán decisiones respecto a los diferentes aspectos litigiosos del divorcio, como la custodia de los hijos, la pensión alimenticia, la liquidación de bienes, entre otros.