Me acusan de acoso laboral ¿Qué hago?

¿Te acusan acoso laboral y no sabes qué hacer? En este artículo te explico lo que haría si me acusan de acoso laboral.

Abogado experto en acoso laboral

Llama para consultar tu caso

LA PRIMERA CONSULTA ES GRATUITA

☏ 916 64 64 38


Me acusan de acoso laboral

¿El acoso laboral es delito?

El acoso laboral está tipificado como delito en el Código Penal. Se considera una forma de violencia psicológica que puede causar daño emocional y mental a la víctima y se castiga con hasta dos años de prisión en los casos más graves.

En concreto, el acoso laboral, también conocido como mobbing, es cuando una persona sufre de manera repetida y continuada conductas hostiles, humillantes o intimidantes en su lugar de trabajo.

Esto incluye insultos, amenazas, aislamiento, críticas injustificadas y cualquier otro comportamiento que cause estrés y sufrimiento al trabajador.

Qué hacer si te acusan de acoso laboral

Si me acusan de acoso laboral, debería hacer lo siguiente:

  • Primero, mantén la calma y no reacciones de manera impulsiva. Es importante mantener la compostura para manejar la situación de manera efectiva.
  • Averigua exactamente de qué te acusan. Solicita detalles específicos sobre las alegaciones para comprender mejor la situación.
  • Haz una revisión honesta de tu comportamiento en el trabajo. Piensa si alguna de tus acciones o palabras podría haber sido interpretada como acoso.
  • Consulta con un abogado especializado en acoso laboral para que te asesore y te represente ante los tribunales.
  • Recopila cualquier evidencia que pueda demostrar tu versión de los hechos, como correos electrónicos, mensajes, testigos o registros de trabajo que puedan contrarrestar las acusaciones.
  • Si tu empresa inicia una investigación interna, coopera plenamente. Proporciona la información y documentación que te soliciten y participa en las entrevistas de manera transparente.
  • Asegúrate de que tu versión de los hechos sea escuchada. Presenta tu perspectiva de manera clara y objetiva, sin intentar desacreditar a la persona que te acusa.
  • Sigue los procedimientos establecidos por tu empresa para manejar este tipo de situaciones. Esto puede incluir reuniones con recursos humanos o mediaciones.
  • Mientras se resuelve la situación, mantén un comportamiento profesional en el trabajo. Evita cualquier acción que pueda ser interpretada como represalia contra la persona que te acusa.
  • Ser acusado de acoso laboral puede ser estresante y emocionalmente difícil. Habla con amigos, familiares o un terapeuta para obtener apoyo emocional.
  • Independientemente del resultado, reflexiona sobre lo sucedido y busca maneras de mejorar tu comportamiento y comunicación en el trabajo para evitar malentendidos futuros.

Estrategias de defensa

Si me acusan de acoso laboral, podría emplear alguna de las siguientes líneas de defensa penal:

  • Argumenta que no tenías la intención de acosar a la persona. El acoso laboral implica una conducta intencional y repetida, por lo que demostrar que tus acciones no tenían esa intención puede ser una defensa fuerte.
  • Reúne y presenta pruebas que contradigan las acusaciones. Esto puede incluir:
    • Correos electrónicos y mensajes que muestren interacciones normales y profesionales.
    • Testigos: Compañeros de trabajo que puedan testificar que no has cometido acoso.
    • Documentos laborales: Registros de desempeño y evaluaciones que muestren una relación laboral positiva.
  • Señala la falta de pruebas sólidas por parte de la persona que te acusa. Si las acusaciones no están respaldadas por evidencia concreta, esto puede debilitar el caso en tu contra.
  • Explica el contexto de las acciones que se consideran acoso. A veces, una conducta puede ser malinterpretada. Proporcionar el contexto correcto puede ayudar a aclarar malentendidos.
  • Muestra que tu comportamiento con la persona que te acusa es consistente con tu comportamiento con otros empleados. Si puedes demostrar que tratas a todos de la misma manera, esto puede apoyar tu defensa.
  • Presenta evaluaciones de desempeño y cualquier reconocimiento o premio que hayas recibido en el trabajo. Esto puede ayudar a demostrar que tienes una buena conducta laboral.
  • Muestra que no tienes historial de acoso ni quejas previas en tu contra. Un historial limpio puede ayudar a convencer de que es improbable que hayas acosado a alguien.
  • Argumenta que la acusación podría tener motivos ocultos, como venganzas personales o conflictos laborales. Sin embargo, este argumento debe usarse con cuidado y con pruebas que lo respalden.
  • Demuestra que siempre has seguido las políticas y procedimientos de la empresa sobre trato a los empleados. Si puedes mostrar que has sido diligente en cumplir con las normas, esto puede ayudarte.
  • Mantén tu versión de los hechos consistente. Cambiar tu historia puede hacerte parecer poco fiable. Colabora con tu abogado para asegurarte de que todos los detalles importantes se comunican claramente.