Las lesiones en el Código Penal

En este artículo te explico las lesiones en el Código Penal (delito de lesiones)

Abogado experto en lesiones

Llama para consultar tu caso

LA PRIMERA CONSULTA ES GRATUITA

☏ 916 64 64 38

Las lesiones en el Código Penal

Las lesiones en el Código Penal

El Código Penal no utiliza el término «lesiones» como una categoría única, sino que clasifica los delitos contra la integridad física en distintos tipos de acuerdo con la gravedad del daño infligido:

  1. Lesiones Leves (Artículo 147): Se castiga a quien cause a otra persona una lesión que requiera, para su sanidad, tratamiento médico o intervención quirúrgica, siempre que no ponga en peligro la vida del ofendido ni le cause una enfermedad que le impida realizar sus ocupaciones habituales durante más de veinte días.
  2. Lesiones Graves (Artículo 148): Se castiga a quien cause a otra persona una lesión que, por su gravedad, concurra alguna de las circunstancias siguientes: que haya menoscabado gravemente su salud, que haya impuesto una mutilación o una deformidad, que haya provocado la pérdida de un órgano o miembro principal, o que haya generado una grave enfermedad mental o física.
  3. Lesiones Muy Graves (Artículo 149): Se castiga a quien cause a otra persona una lesión que cause la pérdida o la inutilidad de un sentido, de un órgano o miembro principal, de alguna de sus funciones, una deformidad grave, o ponga en peligro inminente su vida.

La pena por un delito de lesiones

Las penas por un delito de lesiones varían según la gravedad de la lesión:

  1. Lesiones Leves (Artículo 147): Pena de prisión de tres meses a un año o multa de uno a tres meses.
  2. Lesiones Graves (Artículo 148): Pena de prisión de tres a seis años si concurre alguna de las circunstancias agravantes específicas descritas en el artículo 148.
  3. Lesiones Muy Graves (Artículo 149): Pena de prisión de seis a doce años si concurre alguna de las circunstancias agravantes específicas descritas en el artículo 149.

¿Te acusan de un delito de lesiones?

Si te acusan de un delito de lesiones, deberías seguir los siguientes consejos:

  • Consigue Asesoramiento Legal: Busca la asesoría de un abogado especializado en lesiones lo antes posible. Tu abogado te proporcionará orientación específica basada en los detalles de tu situación y te ayudará a entender tus derechos y opciones legales.
  • Guarda Silencio: Ejerce tu derecho a permanecer en silencio. No hables con la policía ni con otras personas sin la presencia de tu abogado. Cualquier declaración que hagas puede utilizarse en tu contra.
  • Reúne Evidencia: Recopila cualquier evidencia relevante que pueda respaldar tu defensa. Esto podría incluir testimonios, registros médicos, fotografías, videos u otros documentos que puedan ayudar a demostrar tu versión de los hechos.
  • Mantén la Calma: Es natural sentir ansiedad y estrés en estas situaciones, pero es importante mantener la calma y seguir el consejo de tu abogado. La colaboración con tu defensa es crucial.
  • Participa en el Proceso Legal: Colabora con tu abogado para comprender el proceso legal y participar activamente en tu propia defensa. Proporciona la información necesaria y sigue sus consejos sobre cómo proceder.
  • Explora Opciones de Acuerdo: Dependiendo de las circunstancias, podría explorarse la posibilidad de llegar a un acuerdo con la fiscalía. Tu abogado puede aconsejarte sobre si esto es beneficioso en tu situación.
  • Prepárate para el Juicio: Si el caso avanza a juicio, prepárate para presentar tu defensa de manera efectiva. Tu abogado te guiará en la preparación de pruebas, testigos y argumentos legales.
  • Respeto a las Medidas Cautelares: Si se han impuesto medidas cautelares como una orden de alejamiento, es importante respetarlas para evitar complicaciones legales adicionales.