El régimen de visitas cuando hay orden de alejamiento

En este artículo te explico cómo funciona el régimen de visitas cuando hay orden de alejamiento.

Abogado experto en violencia de género

Llama para consultar tu caso

LA PRIMERA CONSULTA ES GRATUITA

☏ 916 64 64 38

El régimen de visitas cuando hay orden de alejamiento

Cuando existe una orden de alejamiento en España, se establece que la persona a la que se dirige la orden debe mantenerse alejada de la persona protegida por la misma. Esta medida incluye, en la mayoría de los casos, la prohibición de acercarse a la víctima o a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro lugar que la persona protegida frecuente. También puede incluir la prohibición de comunicarse con la víctima por cualquier medio.

Además, cuando hay una orden de alejamiento en vigor, las visitas a menores de edad por parte del sujeto protegido por la orden se ven limitadas y condicionadas por dicha orden.

Puesto que la orden de alejamiento implica la prohibición al sujeto protegido por la orden de acercarse a la víctima o a su entorno familiar y domicilio. En este sentido, si hay menores de edad involucrados en la orden de alejamiento, la prohibición de acercamiento del sujeto afecta a los menores también.

En consecuencia, en el contexto de una orden de alejamiento, el régimen de visitas se ve afectado, ya que normalmente la persona que está protegida por la orden no permitiría que la persona a la que se dirige la orden se acerque a ella, incluso si se trata de un régimen de visitas establecido previamente.

En algunos casos, el juez puede establecer un régimen de visitas especial que permita que la persona a la que se dirige la orden pueda ver a sus hijos menores de edad. Este régimen de visitas especial se establece teniendo en cuenta las circunstancias concretas del caso y puede incluir condiciones específicas, como la presencia de un tercero durante las visitas o la realización de las visitas en un lugar específico y seguro.

El punto de encuentro

También se puede establecer un régimen de visitas supervisadas en un centro especializado de encuentro donde un profesional cualificado puede garantizar la seguridad del menor y de la persona protegida por la orden. El régimen de visitas supervisadas es una medida temporal que se puede aplicar hasta que se resuelva la situación que motivó la orden de alejamiento.

Es importante tener en cuenta que el régimen de visitas debe ser aprobado por el juez y puede variar en función de las circunstancias de cada caso. Además, cualquier incumplimiento del régimen de visitas por parte de la persona protegida por la orden puede ser considerado un delito grave y puede tener consecuencias penales importantes.

En resumen, cuando hay una orden de alejamiento en vigor y hay menores de edad involucrados, se debe establecer un régimen de visitas supervisadas por el juez, que garantice la seguridad del menor y de la persona protegida por la orden.

Es importante tener en cuenta que, en cualquier caso, el régimen de visitas debe respetar la orden de alejamiento y no poner en peligro a la persona protegida por la misma. Si la persona a la que se dirige la orden incumple la orden de alejamiento o las condiciones del régimen de visitas especial, puede enfrentar consecuencias legales.

Gasco Abogados