Dónde llevan en Madrid a los hombres detenidos por violencia de género

¿No sabes dónde llevan en Madrid a los hombres detenidos por violencia de género? En este artículo te explico dónde los llevan detenidos.

Hombre detenido por violencia de género
Hombre detenido por violencia de género

Abogada de Madrid especialista en violencia de género

Mis honorarios son muy razonables

Llama para consultar tu caso y pregunta por Elena (sólo atiendo llamadas de la Comunidad de Madrid)

PRIMERA CONSULTA GRATUITA

☏ 916 64 64 38 (Tfno. fijo del despacho)

Móvil (urgencias) 616 456 159

Dónde llevan en Madrid a los hombres detenidos por violencia de género

Tras una denuncia por violencia de género, la policía tiene órdenes de llevarlo detenido.

El traslado a comisaría

La policía lleva a todos los hombres detenidos por violencia de género a comisaría, donde les toma declaración.

Si no designas un abogado, la policía pedirá al Colegio de Abogados de Madrid que manden un abogado de oficio.

Mi recomendación es que, en este momento, te acojas a tu derecho a no declarar y que esperes a estar delante del juez para contar tu versión de los hechos.

El traslado al calabozo de Moratalaz

No creas que el hecho de no haber hecho nada y ser inocente de la violencia de género de que se te acusa te va a librar de pasar la noche en el calabozo.

La policía suele llevar a todos los detenidos por violencia de género al calabozo hasta ponerlos a disposición del juez de instrucción.

En Madrid, la policía traslada a todos los detenidos a unas instalaciones que tiene en el barrio de Moratalaz para pasen la noche, los conocidos como calabozos de Moratalaz.

A última hora de la noche, aproximadamente a las 11 de la noche, un autobús recorre las distintas comisarías de Madrid recogiendo a todos los detenidos que tienen que pasar la noche en el calabozo, incluido los hombres detenidos por violencia de género en Madrid.

Si te detienen por violencia de género en Madrid después de las 11 de la noche, una vez que ha pasado el autobús que lleva a los detenidos a los calabozos de Moratalaz, entonces la policía pone al hombre detenido por violencia de género en una celda de la comisaría donde está detenido hasta que pase de nuevo el autobús que le lleva a Moratalaz la noche siguiente.

Las celdas de las comisarías no están diseñadas para estancias de más de unas horas, por lo que los detenidos se quejan de que no son muy confortables.

En el caso de hombres detenidos por violencia de género, y dado que para muchos de ellos que es la primera vez que los detienen, les resulta muy duro que los encierren en una celda, ya sea en la comisaría o en el calabozo de Moratalaz.

El traslado a los juzgados de Plaza de Castilla

Normalmente, el hombre detenido por violencia de género en Madrid sólo pasa una noche en el calabozo de Moratalaz.

A las 9 de la mañana, un autobús de la policía traslada a los detenidos a los juzgados de Plaza de Castilla.

Cuando los hombres detenidos por violencia de género en Madrid llegan a los juzgados de la Plaza de Castilla, normalmente se les traslada a los calabozos que el edificio tiene en los sótanos.

Cuando llega el momento de la celebración de su juicio, la policía sube a los detenidos desde los calabozos hasta la sala de vistas, donde el juez de instrucción les toma declaración y decide si los pone en libertad.

La puesta en libertad

Si el juez de instrucción decide poner en libertad al hombre detenido por violencia de género en Madrid, normalmente con cargos, el detenido es libre para irse.

Si el juez impone una orden de alejamiento, algo que es habitual, la policía acompaña al hombre detenido a su domicilio para que recoja algunos enseres y abandone el hogar familiar mientras siga en vigor la orden de alejamiento.

Ten en cuenta que, si hay una orden de alejamiento, no es posible volver a casa a buscar nada que se te haya olvidado, aunque sea algo muy importante como la documentación o la tarjeta bancaria, por eso es tan importante llevarse todo los necesario.

Si se te olvida algo, tu abogado debe pedir al juez que solicite a la otra parte que lo entregue en el juzgado. También sería posible que un familiar cercano se ponga en contacto con tu ex para pedírselo, pero debe tener mucho cuidado para que no se interprete como un acoso a la víctima de violencia de género. Por eso lo mejor es hacerlo todo a través del juzgado. En caso de duda, consulta a tu abogado.