¿Puedo conducir un vehículo que está a nombre de otra persona?

En este artículo te explico si puedes conducir un vehículo que está a nombre de otra persona.

conducir un vehículo a nombre de otra persona

¿Es posible conducir un vehículo a nombre de otra persona?

En España es posible conducir un vehículo que está a nombre de otra persona siempre que se cumplan las siguientes condiciones:

  • Permiso de Conducir Válido: El conductor debe tener un permiso de conducir en vigor y válido para ese tipo de vehículo.
  • Seguro del Vehículo: El vehículo debe tener un seguro obligatorio de responsabilidad civil (seguro a terceros) que cubra al conductor.
  • Documentación del Vehículo: El conductor debe llevar consigo la documentación del vehículo, que incluye el permiso de circulación y la tarjeta de la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) en vigor.
  • Autorización del Propietario: Aunque no es obligatorio, es recomendable que el conductor tenga una autorización por escrito del propietario del vehículo, especialmente si se van a realizar viajes largos o se van a cruzar fronteras. Esta autorización puede ser útil en caso de controles policiales o problemas legales.

Es posible realizar fácilmente la transferencia de un vehículo a través de plataformas online como la de Sasar.es (https://www.sasar.es)

¿Qué ocurre en caso de accidente? ¿Me cubre el seguro?

Las compañías de seguros de automóviles cubren los daños de un siniestro aunque el vehículo lo conduzca una persona distinta al propietario, siempre que se den las siguientes circunstancias:

  • Póliza de Seguro con cobertura universal: La mayoría de las pólizas de seguro permiten que cualquier persona con un permiso válido conduzca el vehículo (cobertura universal), aunque hay pólizas que limitan la cobertura a cierto colectivo (por ejemplo, mayores de 21 años o un mínimo de 2 años de carné) o bien exigen comunicar a la compañía previamente el nombre de la persona que va a conducir el vehículo.
  • Permiso de Conducir Válido: Debes tener un permiso de conducir válido y correspondiente al tipo de vehículo que quieres conducir (A, B, C o D).
  • Consentimiento del Propietario: Debes tener el consentimiento del propietario del vehículo para conducirlo. Aunque no es obligatorio llevar una autorización por escrito, puede ser útil en caso de disputas o reclamaciones.

La cobertura varía dependiendo del tipo de seguro:

  • Seguro a Terceros: Este es el seguro obligatorio y cubre los daños que puedas causar a otras personas o a sus propiedades. Este tipo de seguro suele cubrir a cualquier conductor con permiso del propietario.
  • Seguro a Todo Riesgo: Este tipo de seguro también cubre los daños al propio vehículo. Es posible que la póliza tenga restricciones sobre quién puede conducir el vehículo.

¿Qué ocurre si no tengo el permiso del propietario?

Si conduces un vehículo sin el permiso del propietario, podrías estar cometiendo un delito de hurto de uso de vehículos, que se castiga con una multa.

Si no restituyes el vehículo durante las próximas 48 horas, se presume que tienes intención de quedártelo y se considera un robo de uso de vehículo, que se castiga con hasta 18 meses de prisión.

Si te acusan de conducir un vehículo sin el permiso del propietario, te aconsejo que contactes con un abogado especializado en robo de vehículos.