Cómo poner una denuncia por abusos sexuales

En este artículo te explico cómo poner una denuncia por abusos sexuales.

Abogado especialista en delitos de carácter sexual

Llama para consultar tu caso

LA PRIMERA CONSULTA ES GRATUITA

☏ 916 64 64 38

denuncia por abusos sexuales

Qué son los abusos sexuales

El Código Penal español establece que el abuso sexual ocurre cuando una persona realiza actos de naturaleza sexual con otra persona sin su consentimiento o aprovechándose de una situación de vulnerabilidad de la víctima.

Diferencia entre abusos sexuales y agresión sexual

Los términos «abusos sexuales» y «agresión sexual» se refieren a distintas categorías de conductas sexuales ilícitas, y su diferencia principal radica en la presencia o ausencia de violencia, intimidación o coerción en el acto.

Abusos sexuales

Se refiere a cualquier acto de naturaleza sexual realizado sin el consentimiento de la víctima o aprovechándose de su situación de vulnerabilidad.

Esto incluye tocamientos no deseados, contacto físico de naturaleza sexual, exposición indecente, entre otros comportamientos de naturaleza sexual sin consentimiento.

Los abusos sexuales pueden ocurrir tanto con adultos como con menores de edad.

Agresión sexual

La agresión sexual implica un grado más grave de violación a la integridad sexual de la víctima.

Se caracteriza por la presencia de violencia, intimidación, amenazas u otras formas de coerción para obligar a la víctima a participar en un acto sexual contra su voluntad.

Esto incluye violaciones, agresiones sexuales con armas, uso de drogas para incapacitar a la víctima, entre otros actos de naturaleza sexual forzada.

Si quieres saber más sobre la diferencia entre abusos sexuales y agresión sexual, puedes leer este artículo sobre las diferencias entre los distintos delitos de naturaleza sexual

Ejemplos de abusos sexuales

Aquí tienes algunos ejemplos de situaciones que podrían constituir un delito de abusos sexuales:

Tocamientos no consentidos

Cuando un individuo toca a otra persona de manera sexual sin su consentimiento, ya sea en partes íntimas del cuerpo o en cualquier otra parte, con intención sexual y sin permiso.

Exhibicionismo

Cuando un individuo se expone de manera indecente y con intención sexual ante otra persona o personas sin su consentimiento, lo que puede causar incomodidad, miedo o malestar a la víctima.

Acoso sexual:

Cuando un individuo hace avances sexuales no deseados hacia otra persona, como insinuaciones, proposiciones o comentarios de naturaleza sexual, creando un ambiente intimidatorio, hostil o humillante.

Abuso sexual a menores:

Cuando un adulto realiza cualquier acto de naturaleza sexual con un menor de edad, ya sea con o sin violencia, aprovechándose de la inmadurez o dependencia del menor.

Sexting no consentido:

Enviar, solicitar o difundir imágenes o mensajes de naturaleza sexual sin el consentimiento de la persona implicada puede constituir un delito de abuso sexual, especialmente si involucra a menores de edad.

Abuso sexual en el ámbito médico o terapéutico:

Cuando un profesional en el ámbito médico, terapéutico o de cualquier otro tipo aprovecha su posición de autoridad o confianza para cometer actos sexuales no deseados o inapropiados con un paciente o cliente.

Abuso sexual mediante engaño:

Cuando un individuo engaña a otra persona para que participe en un acto sexual bajo falsas pretensiones o promesas, privándola así de su capacidad para dar un consentimiento informado.

Uso de drogas para facilitar el abuso sexual:

Cuando una persona administra drogas o sustancias intoxicantes a otra con el propósito de incapacitarla y facilitar así el abuso sexual.

Voyerismo:

Cuando una persona observa a otra en situaciones íntimas sin su consentimiento, como espiar a alguien en el baño o en el dormitorio con el propósito de obtener gratificación sexual.

Cómo poner una denuncia por abusos sexuales

Para poner una denuncia por abusos sexuales debes dirigirte a la comisaría de policía o al cuartel de la Guardia Civil más cercano.

La policía y la Guardia Civil cuentan con unidades especializadas en la atención y gestión de delitos sexuales.

Estas unidades están formadas por agentes especialmente capacitados y sensibilizados para tratar con víctimas de delitos sexuales y llevar a cabo investigaciones específicas en estos casos:

  • Unidades de Familia y Mujer (UFAM): Dentro de la Policía Nacional, las UFAM son unidades especializadas en la atención y protección de víctimas de violencia de género, incluidos los delitos sexuales. Estas unidades cuentan con agentes formados en la gestión de casos de violencia sexual y proporcionan apoyo integral a las víctimas.
  • Unidades de Atención a la Familia y Mujer (UFAM): En la Guardia Civil, las UFAM cumplen una función similar a las unidades homónimas de la Policía Nacional. Están especializadas en la atención a víctimas de violencia de género y pueden encargarse también de casos de delitos sexuales.
  • Brigadas de Investigación de Delitos de Violencia contra la Mujer (UDEV-VIM): Tanto en la Policía Nacional como en la Guardia Civil, existen unidades especializadas en la investigación de delitos relacionados con la violencia de género, incluidos los delitos sexuales. Estas brigadas están formadas por agentes expertos en la investigación de este tipo de casos.
  • Unidades de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) en Policías Locales: Algunas policías locales también cuentan con unidades especializadas en la atención a víctimas de violencia de género y delitos sexuales. Estas unidades trabajan en colaboración con los cuerpos policiales estatales para proporcionar apoyo a las víctimas y llevar a cabo investigaciones.