Cuándo se cobra la baja por paternidad y quién la paga

En este artículo te explico cuándo se cobra la baja por paternidad y quién la paga.

baja por paternidad

Qué es la baja por paternidad

La baja por paternidad es un tiempo de descanso remunerado que se les concede a los padres después del nacimiento o adopción de un hijo.

Durante este período, los padres pueden ausentarse del trabajo para cuidar a su bebé y apoyar a la madre.

La finalidad de esta baja es promover la participación de los padres en el cuidado de los hijos desde el primer momento y fomentar la igualdad de género en la crianza.

Si eres vives en Asturias y quieres solicitar la baja por paternidad o maternidad para autónomos (baja paternidad autónomos), te recomiendo acudir a una gestoría especializada de tu zona, como AKC Gestores

Cuánto dura la baja por paternidad

La baja por paternidad en España son 16 semanas, equiparándose a la baja por maternidad. Este tiempo puede ser disfrutado de manera continua o dividida en diferentes momentos dentro del primer año del bebé.

Sin embargo, durante las primeras seis semanas, la baja debe ser tomada de manera ininterrumpida justo después del nacimiento o adopción, y el resto puede ser disfrutado de forma flexible.

Requisitos para cobrar la baja por paternidad

Para cobrar la baja por paternidad debes cumplir los siguientes requisitos:

  • Alta en la Seguridad Social: Debes estar cotizando en el régimen de la Seguridad Social en el momento del nacimiento o adopción del hijo.
  • Estar al corriente en el pago: Si eres trabajador por cuenta propia (autónomo), debes estar al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.
  • Comunicación a la empresa: Debes notificar a tu empresa sobre tu intención de tomar la baja por paternidad con al menos 15 días de antelación.
  • Periodo mínimo de cotización:
    • Si tienes menos de 26 años: No se requiere un periodo mínimo de cotización.
    • Si tienes entre 26 y 33 años: Debes haber cotizado al menos 180 días en los siete años inmediatamente anteriores a la fecha de inicio del descanso, o 360 días a lo largo de tu vida laboral.
    • Si tienes 33 años o más: Debes haber cotizado al menos 180 días en los siete años inmediatamente anteriores a la fecha de inicio del descanso, o 360 días a lo largo de tu vida laboral.
  • Documentación: Debes presentar la solicitud de la baja por paternidad ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) junto con el DNI, el informe de maternidad (en caso de que se haya emitido), el libro de familia o certificado de nacimiento del hijo, y un documento de la empresa que confirme el periodo de descanso.

Quién paga la baja y cuánto se cobra

La baja por paternidad la paga el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), no por la empresa.

Durante la baja, el padre recibe una prestación económica que equivale al 100% de su salario.

La prestación económica se calcula en base a la base reguladora del padre, que suele ser el promedio de las bases de cotización de los últimos meses trabajados.

Solicitud fraudulenta

Las siguientes actuaciones se consideran un fraude a la Seguridad Social:

  • Simulación de empleo: Fingir estar empleado para poder cobrar la prestación, por ejemplo, contratos falsos para generar una apariencia de relación laboral que no existe realmente.
  • Ocultación de actividades laborales: Continuar trabajando, ya sea en el mismo empleo o en otro, mientras se está cobrando la prestación por paternidad.
  • Documentación falsa: Presentar información o documentos falsificados para cumplir con los requisitos de la prestación, como certificados de nacimiento falsos o manipulados.

El fraude en el cobro de la prestación por baja de paternidad se sanciona de varias maneras:

  • Devolución de las cantidades indebidamente percibidas: El INSS puede exigir que se devuelva todo el dinero recibido fraudulentamente.
  • Sanciones económicas: Además de devolver el dinero, el INSS puede imponer severas multas.
  • Enjuiciamiento penal: En ciertos casos, el fraude puede ser un delito, llevando a un procedimiento penal que podría resultar en condenas de prisión.