Abogado en Madrid delito de inducción al suicidio

¿Buscas un abogado en Madrid especialista en delito de inducción al suicidio? Soy una abogada penalista de Madrid con experiencia en casos de inducción al suicidio.

Delito de inducción al suicidio

Abogado penalista de Madrid especialista en delito de inducción al suicidio

Si te acusan de un delito de inducción al suicidio, no te pongas en manos de cualquier abogado, busca un abogado que tenga experiencia casos de inducción al suicidio.

Tengo experiencia en la defensa de personas que han sido acusadas de cometer un delito de inducción al suicidio.

Qué se entiende por suicidio

En la legislación española se considera suicidio el acto de quitarse la propia vida. Si el suicidio no se consuma, entonces se considera un intento de suicidio.

Ni el suicidio ni el intento de suicidio están prohibidos expresamente en la ley. Por lo tanto, no hay ningún castigo penal para la persona que intenta quitarse la vida, es un acto que queda impune.

El legislador actual considera que la persona que intenta suicidarse no merece ningún castigo, sino apoyo psicológico. Esto no siempre ha sido así en España, ya que la tradición católica sí que considera el suicidio como un acto pecaminoso y punible.

Delito de inducción al suicidio

El Código Penal establece como delito inducir o ayudar a alguien a cometer suicidio.

Inducir a cometer un suicidio es incitar o intentar convencer a alguien para que se quite la vida cometiendo suicidio.

El delito de inducción al suicidio se castiga con entre 4 y 8 años de prisión

Se supone que la inducción al suicidio se hace de forma dolosa (con intención de que la otra persona se quite la vida). No sería delito decir algo que, sin buscarlo, genere en el otro el deseo de quitarse la vida.

No sería delito argumentar a favor del suicidio si la otra persona ya había manifestado anteriormente deseos de quitarse la vida. Es decir, que no se considera delito dar la razón a alguien que tiene ya decidido quitarse la vida, lo que se conoce legalmente como coadyuvar al suicidio.

Tampoco se considera delito la inducción al suicidio si la persona que se quiere suicidar fracasa en su intento.

Tampoco se considera delito la apología del suicidio, incluso si se demuestra que ha tenido algún tipo de influencia sobre la persona que si ha quitado la vida.

Delito de promoción al suicidio de menores o discapacitados

Se considera delito promover o fomentar el suicidio en sitios web dirigidos principalmente a menores o discapacitados.

El delito de promoción al suicidio se castiga con entre 1 y 4 años de prisión

Delito de homicidio por autoría mediata

La inducción al suicidio de una persona que no se le supone capacidad para discernir, por ejemplo, un menor de edad o un discapacitado psíquico, constituye un delito de homicidio por autoría mediata y, en casos extremos, hasta asesinato.

Delito de auxilio o cooperación al suicidio

Cooperar al suicidio supone ayudar a otra persona que ha decidido suicidarse a quitarse la vida, por ejemplo, facilitando los medios para quitarse la vida (armas o medicamentos) o dando consejo sobre cómo usar el arma o cuántas pastillas hay que tomar para quitarse la vida.

El delito de cooperación al suicidio se castiga con entre 2 y 5 años de prisión

Se entiende que el acto de quitarse la vida lo lleva a cabo la persona que se suicida, en caso contrario hablamos de un homicidio consentido o cooperación ejecutiva al suicidio.

No se considera delito la mera complicidad, por ejemplo, acompañar al suicida a comprar las pastillas con las que luego se va a quitar la vida.

Ayudar a una persona con una enfermedad terminal, que solicita expresamente a otra que le ayude a cometer suicidio, se considera un atenuante, pero no está despenalizado.

No hay delito de cooperación si finalmente el intento de suicidio resulta fallido.

Delito de homicidio consentido o cooperación ejecutiva al suicidio

Si una persona tiene voluntad de suicidarse y pide a otra persona que le ayude a hacerlo, por ejemplo, apretando el gatillo del arma, o inyectando una dosis mortal de un medicamento, entonces la persona que ejecuta el acto de matar al suicida está cometiendo un delito de homicidio consentido o cooperación ejecutiva al suicidio.

El delito de cooperación ejecutiva al suicidio se castiga con entre 6 y 10 años de prisión

A raíz de la reciente ley de eutanasia, se ha despenalizado la cooperación al suicidio, pero sólo en los casos que contempla dicha ley.

Por qué deberías contratarme a mí si te acusan de un delito de inducción y auxilio al suicidio

Cuando alguien te acusa de cometer un delito de auxilio al suicidio, tienes un grave problema y necesitas la ayuda de un experto.

No acudas a cualquier abogado, busca un abogado penalista con experiencia previa en este tipo de delitos.

Estas son las razones por las que deberías contratarme a mí si te acusan de inducción al suicidio:

  • Más de 25 años de experiencia como abogado penalista, casi siempre con gran éxito (demostrable).
  • Me tomo la defensa de mis clientes como si fuera la de mi propio hijo.
  • Te ofrezco la mejor defensa posible para tu caso.
  • Te mantengo informado en todo momento sobre la evolución de tu caso.
  • Hago seguimiento continuamente de cada uno de mis casos para conseguir las pruebas e informes necesarios para la defensa.
  • Atención personalizada a todos mis clientes (siempre hay alguien a quien puedes llamar).
  • Mis honorarios son muy razonable para la calidad de mi trabajo.

Tu libertad depende del trabajo de tu abogado. No te arriesgues con un abogado sin experiencia o un abogado que no esté especializado en este tipo de delitos.

Llámame para consultar tu caso sin ningún compromiso. La primera consulta es gratuita.

Pulsa aquí para pedir una cita